30.4.07

TV, esoterismo y fe

La emisora de Tv Cuatro parece haber encontrado un filón en los programas y series de contenido esotérico, especialmente en el programa cuarto milenio, con el periodista presentador Iker Jimenez, autor además de numerosos libros sobre los más diversos misterios.
En relación con las manifestaciones marianas, dedica habitualmente documentales, siempre en el falso tono de equidistancia que corresponde al manual de estilo de este tipo de programas esotéricos.
Pero es la mezcla entre lo demoníaco en sus diversísimas manifestaciones (que desde luego cada vez conocemos mejor para mal nuestro) y las manifestaciones de María, lo que es el nudo de las tesis de estos programas, una confusión que para quien no esté salvaguardado por la fe resulta mortal. Lo demoníaco y lo celestial son tratados al mismo nivel. Es esto lo que constituye la entraña de la perversión.
Se va creando un reflejo condicionado para que cada vez más en cuanto se haga referencia a la Virgen (y todavía no han empezado a actuar contra los santuarios, de momento lo hacen contra las apariciones) se genere la prevención y el miedo, como si fuera tenebroso, para que se le tenga miedo a la Madre celestial.
Reconozcan las obras de salvación de Dios y sepárenlas de las obras del infierno.
Felizmente a Iker Jimenez de vez en cuando se le escapa algún testimonio bueno en las entrevistas, por ejemplo, en el documental sobre las apariciones de Soufanieh, en Egipto, con miles de testigos.
Revuelven las cosas de la Virgen con las cuestiones ufológicas. No tienen nada que ver, incluso si aceptáramos lo de los ovnis, todo eso no es sino cabeza caliente y pies fríos, nada de sustancia. En cambio la devoción a María es siempre fuente de salvación, consuelo y ayuda cotidiana.

No hay comentarios: