11.5.07

Miguel Gonzalez Gay y Garabandal

Me han dado la noticia del fallecimiento de don Miguel Gonzalez Gay. Me conocía aunque guardaba ciertas distancias debido a tantos que se le acercaban no siempre con buenas intenciones, distancia que siempre respeté. Cumplió lo que prometio a la Virgen, que iría todos los meses a Garabandal hasta el fin de sus días. Y mes tras mes durante muchos años fue el alma mater de la segunda etapa de Garabandal, tras la diáspora de las niñas videntes. El Señor o la Virgen le dictaban los vía crucis que luego leía en Garabandal durante el segundo domingo de cada mes.
Fue un abogado, hombre de negocios, si no increyente, sí desentendido de lo religioso, y un día se le mostró la Virgen cuando iba en automóvil y quedó prendado de Ella. Desde entonces ha sido un completo caballero de María. Lo que es a día de hoy Garabandal es fruto de su trabajo y de la acción de Dios, claro está. A pesar de la extensión internacional del movimiento de Garabandal, dirigido por Conchita, la que fuera principal niña vidente, movimiento extendido por varios continentes, y ya con bastantes sacerdotes que lo defienden, nunca se notó ningún tipo de montaje de provecho humano, Garabandal, el segundo Garabandal tras los años setenta, estuvo encomendado por el Cielo a Miguel Gonzalez Gay, con toda modestia de medios, arrostrando el estigma completo que ha sido ser de "apariciones" en la España de los últimos tiempos.
Hubo conatos de división entre los seguidores, que la autoridad moral de Miguel permitió superar, si bien han quedado rescoldos de aquello y no sabemos qué deparará el futuro, ya que no se hizo finalmente, quizá por sentido de compasión en Miguel, una limpieza; hay mezclados algunos instrumentos que debieran ser discernidos, y que pueden dañar el prestigio místico de las santas apariciones ante los que no tienen imagen segura.
Siempre creímos en Garabandal, por la evidencia celestial de sus mensajes y sus hechos, pero desde una posición sin militancia en este o aquel lugar o movimiento aparicionista, sin dependencias de movimientos, y sin las obligaciones o temores que da tener una posición eclesiástica, tenemos libertad de hacer esta exposición que quiere ser homenaje y reconocimiento a don Miguel.

1 comentario:

Quit Est Deus dijo...

Hola hermano te invito a que conozcas mi BLOG http://sanmiguelillo.blogspot.com
Un abrazo en Jesús y María.