22.8.07

Charcot, el padre Laburu y Ezkioga

Charcot fue director del inmenso asilo psiquiátrico para mujeres de La Salpetriere en París. Usó el concepto de histeria aplicado a las mujeres (científicamente nunca probado), y usaba a las enfermas como objetos de espectáculo, supuestamente terapéutico y didáctico ante sus estudiantes, entre los cuales había uno que sería famoso, Freud, un ser en último término bastante crédulo que aplicó y extendió las nociones de su maestro. Se trataba del último cuarto del siglo XIX y aquello marcó a las generaciones posteriores hasta hoy.
Espectáculo para el todo París, Charcot inicia la práctica de la fotografía para registrar a aquellas pobres personas en su descontrol, e incluso ya entonces, mucho antes de la era del photoshop se falsificaron fotografías para que se ajustaran a lo que algunos médicos sin escrúpulos pretendían, por ejemplo, para explicar la llamada manía religiosa.
El padre Laburu, jesuita encargado por la diócesis de Vitoria, con jurisdicción sobre el hoy territorio de Guipuzcoa, se aplicó bien para destruir la acción de María en Ezkioga, utilizó los mismos métodos de Charcot para sus fines propios: espectáculo en el teatro Victoria Eugenia de san Sebastián, uso abndante de la fotografía, y una supuesta erudición psiquiátrica que para los parámetros actuales resulta por completo antediluviana. Pero que concluyó a bombo y platillo que "lo" de Ezkioga estaba en el mismo orden que el de los cretinos y maniáticos del manicomio más próximo. Y con semejante autoridad más adelante las nuevas autoridades civiles y eclesiásticas, perfectos enemigos de las anteriores autoridades, coincidieron con estas metiendo a los pobres videntes a ese manicomio.
No pasaba de la condición de charlatán que quería fama, la fama de Charcot, la voz de la razón para perseguir la superstición, el eco de los científicos dentro de la iglesia, seguir la estela del Charcot al que todos admiraban, que había sido el gran dios parisino, explorador de las almas, descubridor de supuestas supercherías (también se entrometió con Lourdes lo mismo que Zola), y explicador de todo fenómeno místico como histeria.
Después, toda una legión de pequeños eruditos y comisionistas eclesiásticos, siguió esa estela, para vergüenza suya histórica, de ellos y de los que les hacían el encargo; pende sobre ellos la vendetta feminista además, porque se trataba de hombres que abusaban de su poder, de su posición pública, frente a pobres mujeres, enfermas según ellos y delirantes (de hecho la noción de histeria, creada por Aristóteles, alude a las convulsiones uterinas (de hysterum-útero) como explicativas de la inestabilidad de las mujeres y claro está de su predisposición a la mística o el espiritualismo.
La mayoría de supuestos analizadores no científicos de hoy día, es decir, el vulgo de los analistas, procuran disimular lo peor de las viejas tesis, pero tienen prejuicios precientíficos sobre esas conexiones automáticas entre lo místico, la histeria, y la supuesta libido femenina (ver lo que han dicho algunos falsos eruditos sobre los éxtasis de la pobre Santa Teresa, que no son para repetirlos aquí desde luego).

2 comentarios:

Sergi dijo...

Desearía que el autor de este blog (Marc Vicent, supongo) nos pudiera exponer detalladamente el fenómeno de Ezkioga:

--- biografía de los videntes, apariciones y mensajes, qué se supone que dijo la Virgen, qué se cumplió, sacerdotes y obispos implicados, repercusión social y política, ampliación y emulación del fenómeno en otras localidades, fotos y declaraciones de la época, errores que se cometieron y qué debió de haberse hecho...

Sería muy interesante, dado que podría llenar un vacío de la red en relación con Ezkioga.

En www.cafarus.ch determina que el caso de EZKIOGA, junto con el de IZUDIAGA, son apariciones y revelaciones condenadas por el obispo diocesano.

Dice que el caso de Ezkioga (Antonia y Andrés Bereciartua y Ramona Olabada) fue condenada por el Santo Oficio el 13.06.1934

Esta web también recoge como condenadas las apariciones de:

- GARABANDAL (1961-1965), condenada definitivamente por el Obispo de Santander Jose Vilaplana el 11.10.1996; la Congregación del Santo Oficio apoyó dicha calificación el 28.07.1965, 07.03.1967 y 10.05.1968.
- EL PALMAR DE TROYA (1968-1971)
- CERDANYOLA (1976)
- EL ESCORIAL (1980)

Otras apariciones no españolas con relativa fama que también dice que están condenadas:

--- Vassula, Gobbi, Manduria, Naju, Medjugorge, Dozulé, Valtorta y Piccareta.

En cambio, esta web da una lista de apariciones marianas no condenadas ni aprobadas pero con alta probabilidad de origen demoníaco:

- Zumarraga (1931)
- Ormaiztegui (1931)
- Albiztur (1931)
- Bacaicoa (1931)
- Iraneta (1931)
- Madrid (1938, 1 niña)
- Alto de Umbe (1941)
- Felisa Sistiaga Orozco)
- Chandevila de Codosera (1945)
- Bienvenuda-Usagra (1950, 1 hombre)
- Ibdes (1954)
- Jorcas (1958)
- Conchar (1965)
- Sant Vicenç dels Horts (1971)
- El Mimbral (1972)
- Benalup de Sidonia (1986, Antonia Pérez Salcedo, visión de la Virgen de Lourdes)
- Pedrera (Rosaria y María Sánchez, de 11 y 12 años, y Suceso Escobar, 10 años, que vieron una persona de unos 14 años sobre un olivo identificada como la Virgen)
- El Repilado (1987)

Marc Vincent dijo...

No pide usted nada, amigo mío, eso es tarea para un investigador a tiempo completo varios años. El mayor estudio moderno se debe a un investigador de sociología religiosa, norteamericano, que naturalmente endosa la tesis de Ezkioga como una creación místico-política profascista.
No hubo errores propiamente dichos, sino voluntad de destrucción, por parte de todos los estamentos, prorepublicanos, eclesiales, profranquistas, etc. etc.
El quid de Ezkioga lo dimos unos artículos antes: la Virgen se apareció para profetizar la guerra civil próxima, dando a elegir entre la espada o el rosario, como medio para evitarla. Evidentemente eligieron la espada.
Hoy afortunadamente Ezkioga es un pacífico enclave, estupendo para retomar la propuesta de María, rosario y no espada.