15.6.08

Persecución contra Prado Nuevo

Estuve hace unos años en Prado Nuevo, y todo allí era correcto, de una ortodoxia impecable sin nada fuera de las mariofanías, de las manifestaciones auténticas de la Virgen. Ya no aparecía en público Amparo Cuevas y los mensajes se emitían desde megafonía, una manera de atender al mandato del obispado que prohibía su presencia pública y de atender al mandato del Cielo de difundir sus mensajes de conversión y penitencia, y sus mensajes de maternidad de la Virgen sobre todos.
Como toda aparición ha tenido sus contradicciones. En los años 90 fue el gobierno local socialista el que usó de toda clase de tretas legales apoyado por vecinos incomodados por las multitudes. En la actualidad una asociación contra las apariciones ha conseguido llevar a los tribunales a la anciana vidente de 78 años; es una asociación formada principalmente por algunos familiares supuestamente afectados que hacen un ataque generalista, con algunos casos supuestos de conciencia, pero que afectan a adultos, en concreto el hermano de un miembro de la fundación que donó su dinero y posesiones y unos padres que tienen dos hijas en la fundación, las cuales no quieren saber de ellos tras años de presiones; hasta aquí nada que no se haya visto hasta la saciedad en la historia de las órdenes religiosas, donde la oposición familiar a las vocaciones ha sido una gran constante. Se argumentan inmensos bienes acumulados, una variante de la tradicional acusación contra la iglesia, que sirvió para generar el odio popular y la matanza de religiosos en el pasado. Que una fundación tenga varios chalets no prueba ninguna corrupción, sobre todo si se trata de viviendas para los miembros y además existan edificios para ancianos y enfermos.
En televisión, programa "la noria" de Telecinco, de amplia trayectoria anticlerical, con una distancia considerable respecto del sexto mandamiento, se hizo una especie de debate con personas muy significadas a favor y en contra de la Virgen, como Pitita Ridruejo, y un periodista que escribe contra las sectas, que tiene cosas buenas, pero que con su formación progre pues a ver qué iba a decir, antipiedad para la galería; por otro lado estaba la conocida periodista de temas vaticanos, que daba la opinión habitual de los círculos oficiales: no sé nada concreto, ya hablará la iglesia. Y luego estaba el presentador del programa, también propio progre, de orientación sexual invertida al que claro está no le hacía ninguna gracia todo criterio inspirado desde la pureza; además hizo se construyó ese tipo de trampas propias de medios de comunicación progres, porque se había convocado un público que aplaudía solamente las intervenciones contrarias al aparicionismo. También ha habido amplia cobertura en medios de comunicación gráficos, de corte convencional supuestamente antisectario, donde un gran argumento es que la vidente se desplazaría en coches oscuros de cristales tintados, sugiriendo un tren de vida como las grandes personalidades, cuando hoy en día cualquier chaval lleva coche oscuro con cristales tintados.
Bien es verdad que hay que estar siempre alerta, en ciertas ocasiones, apariciones con videntes cumplidores al principio, como El Higuerón o El Palmar (aunque sigue existiendo un Palmar alternativo al rebelde) se precipitaron por la pendiente de la falsificación y la estafa económica.
Aun cuando yo tenía una antigua opinión del todo positiva hacia El Escorial, dado que habían pasado varios años, he observado sin prevención las críticas y condenas varias posteriores, por si hubiera habido un desplome como en los mencionados lugares aparicionistas, pero no se ve que ése sea el caso.
Hay algo decisivo en El Escorial y es que ha sido asumido por sacerdotes responsables, y que la vidente no ejerce ningún protagonismo, sino que responde a una obediencia hacia la iglesia, con religiosas integradas y sacerdotes; eso elimina la mayor parte de los peligros. E incluso aunque se produjera un hundimiento espiritual, persiste el valor de toda autenticidad de los históricos mensajes habidos desde 1981, que por otro lado se prueban por sus frutos: "Por sus frutos los conocereis".
Ciertamente se han dado casos en los que los videntes han sido echados a perder por los que les han rodeado, sin tener en cuenta que personalmente no son nada, sólo instrumentos celestiales, que una vez fuera de su condición instrumental quedan en su más elemental personalidad. Lo que parece en este caso es que la vidente ha sido retirada de toda publicidad y no existe ningún personalismo, es decir, que ella no dirige nada, que no se postula como líder religiosa (su falta de formación asegura que sin espíritu tendría un tosco prurito de protagonismo, que como decimos hubiera sido inaceptable por cualquiera más allá del círculo inmediato). Pero en todo el conjunto de acusaciones se percibe simplemente un conjunto de voluntades despechadas, y un antitestimonio que sirve para tranquilizar falsamente las conciencias de buena parte del gran público, de modo que siga con su vida sorda al más allá, y todo ello bien amplificado por los grandes medios, lo cual es siempre significativo (generalmente lo bueno auténtico lo ocultan o lo difaman, aunque a veces aciertan como con el Higuerón, pero siempre dentro de una incomprensión sistemática y como programada).
La vida de Amparo Cuevas es como el de tantas ancianas que cualquiera conoce, está centrada en su rosario, su misa, sus penas y alegrías por la causa de la Virgen y de los acontecimientos en la vida de sus seres queridos. Y nada más.

2 comentarios:

Jordi dijo...

"...apariciones con videntes cumplidores al principio, como El Higuerón o El Palmar (aunque sigue existiendo un Palmar alternativo al rebelde)...".

- Me gustaría que el autor proporcionara información sobre este Palmar alternativo (p.ej., direcciones de internet, un artículo suyo...).

Siempre he sentido una extraña sensación ambivalente en el caso de El Palmar de Troya: lo que me parecía un fondo de verdad y lo que apareció como una farsa bufa con dramáticas repercusiones sobre las almas.

- Desconozco el caso de El Higuerón. También le solicitaría lo mismo: direcciones de internet, artículos...

Le agradezco este artículo y la fortaleza por defender lo que cree que es la verdad en este mundo siempre difícil de las videncias y apariciones celestiales.

Anónimo dijo...

ola, soy un católico practicante seguidor de los mensajes marianos.
He estado en varios santuarios marianos incluido Prado Nuevo (Escorial) y según mis indagaciones, lo que he visto, vivido, leído y estudiado en primera persona durante años puedo afirmar que lo del Escorial es una farsa muy bien montada en la que se han enriquecido un grupo de unos 11 o 15 personas (la vidente, familiares y representantes de sus fundaciones), un teatro muy bien orquestado para enriquecerse, eso sí, legalmente, porque todo ha sido "donado" voluntariamente por personas a las que se les ha lavado el cerebro. Así actúan las sectas, lavando el cerebro.
La Iglesia debería ser más clara en estos casos e ir dando un parte sobre cada vidente y cada aparición para que los católicos de a pie estuviéramos bien informados e informados.
Desde 1980 a la fecha actual se tiene constancia de más de 500 manifestaciones privadas (visiones, apariciones, locuciones)...de ellas poquísimas son verdaderas y todas en fase de estudio.
La Iglesia debería ir tomando cartas en el asunto para que ningunas de estas falsas videntes o apariciones sembraran la confusión en tantísimas almas.
Los invito a mi blog para que unos y otros ayudemos a construir un verdadero cristianismo alejado de todo fanatismo religioso u oscurantismo pagano.

José Roberto Jiménez
http://aparicionesyvidentes.blogcindario.com