29.10.09

Tetramorfos, cuatro evangelistas y significado

Vemos el tetramorfos con frecuencia en el arte antiguo, en murales, por ejemplo en san Isidoro de León y en códices. Pocas veces nos explican qué significa y nos extraña esa mezcla entre lo sagrado y animales.
El primer símbolo es el águila que representa a san Juan, significa cómo hay que mirar los designios de Dios con mirada atentísima, como el ave mira cuanto le indica el maestro de cetrería.
El segundo símbolo el león, de San Marcos, significa cómo hay que mirar al demonio y sus obras, como una fiera poderosa que lo intimida y aleja.
El tercer símbolo, el buey, que representa a San Lucas, significa cómo hay mirarse a sí mismo, como un animal de carga que tiene que cargar con paciencia y fuerza los pesos que le pone la vida en la tierra. Cargar con mi yugo, como dice el Señor. Diciéndose: un poco más, un poco más... hasta el final rendimiento de la vida, consumida en sacrificio.
El cuarto símbolo, el hombre, humano alado, por San Mateo, su sentido es el de cómo hay que mirar a nuestros prójimos, compasivamente, con humanidad.
La visión del profeta Ezequiel que anticipa esta del apocalipsis muestra a 4 seres que por delante son animales y por detrás tienen aspecto humano. Los cuatro en efecto nos representan a nosotros, humanos.
Así pues, el tetramorfos resume las cuatro condiciones del buen cristiano: fiereza para el mal, bondad para el hombre, transportador del yugo de Cristo y atención exquisita para las cosas de Dios.

Artículos del blog


3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias

Anónimo dijo...

me encanto me ayudo mucho

mvp114 dijo...

Me encanta el comentario,¡ENHORABUENA!