24.5.10

Qué quiere decir Pentecostés

Es palabra griega que quiere decir el día cincuenta o quincuagésimo. Lo celebraban anticipatoriamente los judíos tras la pascua y la iglesia lo adoptó celebrando lógicamente los cincuenta días de la resurrección del Señor en que tiene lugar la manifestación del Espíritu Santo a los apóstoles y a la Santísima Virgen.
Suele haber un equívoco en las pinturas sobre pentecostés que exponen el fuego sobre las cabezas apostólicas pero también sobre la Virgen. El fuego significa purificación y por eso no tiene sentido aplicado a la Virgen, la Pura por antonomasia.
Se suele hablar del Espíritu Santo como el gran desconocido, pero desconocerlo es algo lógico dada la premisa que se tiene de ignorar a la Virgen, la esposa del Espíritu Santo. Esposa de la divinidad, ¿alguien puede barruntar siquiera qué puede suponer esto? Y sin embargo encontramos sermones, artículos, libros enteros sobre el Espíritu Santo que no conceden a María sino ser un miembro más de la comunidad reunida a la que llega como a todos el Espíritu. Busquen por ejemplo por Google la palabra Pentecostés y verán textos con gran erudición y el extraño silencio sobre María y el Espíritu Santo, que fue el Fecundador divino en una Fusión de amor inconcebible para nosotros. Cómo van a conocer en esas condiciones y da igual que sean expertos en todos los estratos de las escrituras, estudiándolas no las entienden, pero porque no quieren. La única excusa puede ser la de que no pueden alcanzar lo sublime y por eso prefieren no hablar de ello.
Otro término del Espíritu santo es también palabra griega, el paráclito, significa "aquél que es invocado". Y resultan patéticas espiritualidades que pretenden corregir lo que dicen ser insuficiencias del rumbo prevaticano convocando al Espíritu Santo por doquier, pero una vez más ignorando programáticamente a su Santísima esposa.
No se puede comprender mínimamente al Espíritu Santo y tampoco al conjunto de la Trinidad si no es comprendiendo las operaciones de María y anhelando la unión con María, imperfecta para nosotros en este mundo por esporádica, pero cuya experiencia nos pone en una mística nueva o mejor, en una vida nueva.

No hay comentarios: