20.1.11

La extrema persecución de Ladeira

Las manifestaciones celestiales están sujetas a persecución como parte permanente del guión sobrenatural. El caso de María Concepción, la vidente de Ladeira en Portugal, fallecida en 2003 y que comenzó su misión en 1962, es extremo entre los extremos. Un escándalo que se cerró en falso en su momento y que le estallará a la iglesia con otros muchos.


Una diminuta chica analfabeta es curada milagrosamente por el Señor e inicia su andadura mística, en la misma época de Garabandal y a treinta kms. de Fátima. La superioridad católica de la zona en aquel entonces dentro del régimen dictatorial aunque católico de Salazar, y en concreto el patriarcado de Lisboa, como ya habían hecho en España otras jerarquías, hizo intervenir al gobierno contra la humilde marea de devotos que no hacían otra cosa que rezar en un espacio abierto, no sin antes haber creado un muro de aislamiento impidiendo a los sacerdotes que impartieran los sacramentos en aquel lugar.

 El patriarca tuvo que dejar su diócesis por el miedo a la revolución de los claveles de 1974, pero antes, en 1972, consiguió que decenas de guardias a caballo asaltasen y golpeasen a los devotos, así como que se detuviese a María Concepción. La pobre tuvo un éxtasis en el mismísimo tribunal que la juzgaba y no pudo ser levantada por cuatro asistentes en un fenómeno místico de inamovilidad, pese a lo cual fue condenada a 30 días de cárcel por causar altercado público.

Un testigo en principio contrario reconoció haber sido pagado por el patriarcado lisboeta para declarar en falso haber visto prácticas de brujería en el entorno de la vidente. Ella que tenía los estigmas, ella a la que habían arrancado los dientes a patadas, contra la que habían atentado de varios modos e incluso forzado a entrar en un psiquiátrico, de donde había salido con sentencia de salud mental.
Nada importaba la importancia de los fenómenos místicos habidos durante años, cuya finalidad sobrenatural era obvia, sobre todo dar importancia a la figura del Señor por medio de las comuniones místicas y de las sangraciones de imágenes, así como por los estigmas de la misma vidente.
Pero ¿por qué la cercanía de Ladeira a Fátima? Muchos vieron un peligro para Fátima, que hasta ahora había sido el segundo caso de reconocimiento oficial de la Iglesia sobre apariciones. Creerían que manifestaciones místicas nuevas harían la competencia a Fátima, que se trataría de émulos, que se desprestigiaría a la iglesia que había revestido con su dignidad y "seriedad" el viejo lugar de apariciones, a la iglesia humana que no quiere tener nada que ver con el inframundo estético -en realidad la puerta estrecha en el dicho evangélico- tan habitual de muchas apariciones y místicos.
 La entrada en esecena de la iglesia ortodoxa conectada al patriarcado de Polonia, hizo creer a muchos que el asunto estaba zanjado, el descrédito para Ladeira estaría probado. Sin embargo queda en pie que la iglesia ortodoxa intervino por razones de compasión ante la evidencia de la persecución directa y patente del nuevo sanedrín. Luego, ellos mismos, una vez aumentado su prestigio y poder y extensión de fieles, intentarían someter a los devotos de Ladeira fieles a María Concepción y a esta misma, y la pobre tuvo que marchar de nuevo al exilio eclesial.
Ahora una fundación en su memoria sigue existiendo en Portugal con un asilo de ancianos y una iglesia blanca y nueva.
Ladeira suponía una revitalización para la devoción en una época crucial como fue el concilio y posconcilio, cargado de palabras de buena voluntad sin duda, pero ajeno vivencialmente al núcleo eucarístico y pasional del Señor. Ladeira, la gran apestada como el Calvario, atormentada como el Señor de la cruz, y su testigo, una pequeña mujer que supo aceptar el gran martirio desde su pobrísima condición humana, que con su vida ha hecho visible aquel "nigra sum sed fermosa", soy negra pero hermosa, soy negra como molida a golpes, pero hermosa por su vida, por haber aceptado ser la mártir de Cristo no ya ante perseguidores ajenos a la iglesia como los demás mártires, sino ante genuinos nuevos sanedritas.

Para ver testimonios personales y amplia documentación gráfica sobre María Concepción, Ladeira y las persecuciones:
http://www.aparicionesyrevelaciones.com/

No hay comentarios: