17.4.11

Qué hay detrás del calendario maya y el 2012

Millones han visto la pelicula del 2012 y millones siguen viendo documentales en You tube sobre los cataclismos vinculados al 2012, fecha clave dentro del llamado calendario maya.
Se olvida sin embargo el valor religioso vinculado al calendario maya, que es similar al de la astrología occidental, un parámetro gnóstico cabalístico por el cual regir la vida material y espiritual.
Detrás de este revival del calendario maya no hay sino el revival del paganismo precolombino, la vuelta de la multitud de los antiguos dioses demonio a la vida de los actuales habitantes mesoamericanos, que se da también en todas las culturas americanas y del resto del mundo. Se realizan actualmente celebraciones masivas de culto en las ciudades sacerdotales como Chichen Itzá, redescubieras y modernamente restauradas. Olvidando la fe en Cristo que los liberó de las viejas servidumbres demoníacas se vuelven de nuevo a los dioses.
2012 significa más profundamente que todo lo demás en catástrofes, el retorno de los dioses a sus viejas posesiones, a las almas modernas; es mito y verdad a la vez: si se lo considera en esta perspectiva se entiende todo mucho mejor.
Las hordas del mar, de los aires, de los tiempos entran en tierra, devastándolo todo. No se rechaza a Cristo sin consecuencias, que no son otras sino la vuelta de demonios mucho peores y en mucho más número sobre la casa que quedó sanada de ellos por la cruz.
Los mexicanos tienen mucho que sufrir si no resisten a la nueva llamada de los demonios del viejo calendario, del antiguo orden del mundo, y no se mantienen firmes junto a Coatlatepeuh, la Virgen de Guadalupe, la que aplasta la serpiente que sojuzgaba espiritual, moral y materialmente a mayas, mexicas, olmecas y todos los pueblos antiguos. Y que los occidentales insensatamente con argumentos arqueológicos ayudan a devolver su vigencia, como ya lo ejecutaron cuando hicieron volver a los demonios romanos en el renacimiento, y a los dioses egipcios en el siglo XIX. El arte arqueológico es mucho más que arte, es la vía de la modernidad para colaborar al revival demoníaco que de forma coherente ha de seguir a una cultura en la que el hombre se ha vuelto centro y dios de sí mismo, para constituirse en sarcasmo viviente víctima de terrores antiguos, con la nueva y vibrante irracionalidad en apoteosis en los medios digitales, los modernos por antonomasia, por haberse engreído en la era de la razón.

No hay comentarios: