26.9.11

Oren por el Hierro. Potenciales erupciones volcánicas

Oren por la isla de El Hierro de Canarias. Temblores de tierra por miles en poco tiempo. Ha tiempo que videntes se han referido a una actividad de magma en el interior de las islas Canarias. Si estallase uno o más volcanes como lo han hecho en el pasado la atmósfera sería irrespirable, y al menos la base económica de las islas, el turismo, desaparecería durante meses, sería una ruina económica incalculable. La cercanía de el Hierro a las demás islas las afectaría inevitablemente, aunque fuera desde la atmósfera, eso sin tener en cuenta que no hubiera relación magmática de profundidad entre las islas, que parece que es el caso, aunque no seamos científicos. Las islas Canarias por otro lado tienen índices gravísimos de violación de las leyes divinas y una hecatombe de las familias, junto a una negación de la tradición católica desde opciones políticas que han conseguido hacer calar la apostasía en la población, uniendo la negación católica con la de España entendida como metrópoli de la que distanciarse. Como sabemos las catástrofes naturales se relacionan directamente con esa violación. El terremoto de Lorca habría sido también
un episodio de este aviso global para España. Hasta ahora las previsiones de catastrofe desde Canarias hacían referencia a un hundimiento de tierra en la isla de la Palma capaz de provocar un tsunami trnasatlántico. Insistimos en que además de prepararnos técnicamente, se haga oración, aunque imaginamos que ya la iglesia de Canarias habrá empezado rogativas, lo contrario revelaría un adormecimiento espiritual y todavía Canarias tiene un gran potencial espiritual. Información adicional sobre la isla del Hierro de Canarias: El origen de la isla se remonta a unos 100 millones de años, cuando el fondo del océano comenzó a abombarse debido al empuje del manto. Finalmente la corteza se rompió, agrietándose en forma de estrella de tres puntas. Por las grietas empezó a fluir el magma y, tras sucesivas erupciones y apilamientos, la isla emergió del océano como una imponente pirámide triangular coronada por un volcán de más de 2.000 m. de altura. Las grietas iniciales se convirtieron en conductos de emisión de lava que dieron paso a tres cordilleras dorsales sobre las que se alinean numerosos conos volcánicos. Por otro lado, al enfriarse el magma en estos conductos se solidificó en forma de gigantescas pantallas basálticas verticales, formando los característicos diques tan típicos de la arquitectura geológica herreña. La actividad volcánica, concentrada principalmente en el punto de encuentro de las tres dorsales, permitió el continuo crecimiento de la isla. Hace tan sólo 50.000 años, como resultado de algún temblor sísmico, se produjo un deslizamiento de proporciones gigantescas: un gran pedazo de la isla se rompió y se precipitó por el talud marino para desparramarse luego por los fondos oceánicos. Este desprendimiento de más de 300 km3 originó el impresionante anfiteatro del valle del Golfo. El deslizamiento del golfo produjo un tsunami que seguramente superó los 100 metros de altura y es probable que llegara a las costas americanas. A pesar de que ya han transcurrido más de 200 años desde la última erupción, El Hierro cuenta con la mayor densidad de volcanes de Canarias, con más de 500 conos a cielo abierto, otros 300 cubiertos por coladas más recientes, y unas 70 cuevas y tubos volcánicos, algunos tan notables como la cueva de Don Justo, cuyo conjunto de galerías supera los 6 Km. de longitud.

No hay comentarios: