18.4.13

Dag Hammarskjöld, místico

En 1953, poco después de su nombramiento como secretario general de Naciones Unidas, Hammarskjöld fue entrevistado en la radio por Edward R. Murrow. En esta charla, declaró: "La explicación de cómo el hombre debe vivir una vida de servicio social activa en plena armonía con sí mismo, como un miembro de la comunidad de espíritu, la he encontrado en los escritos de los grandes místicos medievales [Maestro Eckhart y Jan van Ruysbroek] para quienes "la rendición" había sido el camino hacia la auto-realización, y que en la "simplicidad mental" y la interioridad 'habían encontrado la fuerza para decir que sí a todas las demandas de las necesidades de las gentes, y para decir sí también a los hechos dolorosos que la historia tiene preparados para quienes quieren cumplir su obligación desde su comprensión".  
Su único libro, Vägmärken (Marcas en el camino), fue publicado en 1963. Es una colección de sus reflexiones que se inicia en 1925, cuando tenía 20 años, y termina a su muerte en 1961.  Este diario fue encontrado en su casa de Nueva York, después de su muerte, junto con una carta sin fecha dirigida al entonces subsecretario Permanente de Relaciones Exteriores sueco, Leif Belfrage. En esta carta, Dag escribe: "Estas entradas proporcionan el única verdadero perfil que se puede sacar ... Si los encuentras dignos de publicarse, tienes mi permiso para hacerlo". El prólogo está escrito por W. H. Auden,amigo suyo . La obra de Dag fue descrita por el teólogo, el difunto Henry P. Van Dusen, como "la más noble autorevelación de la lucha y el triunfo espiritual, tal vez el mayor testimonio de la fe personal por escrito ... el calor de la vida profesional y en medio de las responsabilidades más exigentes para la paz y el orden mundial". Hammarskjöld escribe, por ejemplo: "No se nos permite elegir el marco de nuestro destino. Pero lo que ponemos en él es nuestro. Quien se aventura lo experimentará, según la medida de su coraje. Quien quiere sacrificio será sacrificado a la medida de la pureza de su corazón". 
El diario se caracteriza por el entrecruzamiento de Hammarskjöld entre la prosa y la poesía haiku en una manera ejemplificada en el siglo XVII por el poeta japonés Basho en su obra "Rutas estrechas al norte profundo". En su prólogo al diario, el poeta inglés WH Auden cita a Hammarskjöld diciendo "En nuestra época, el camino a la santidad pasa necesariamente por el mundo de la acción ".

La Iglesia Evangélica Luterana en América conmemora la vida de Hammarskjöld como un renovador de la sociedad, en el aniversario de su muerte, el 18 de septiembre.


(De wikipedia en inglés)

Desde un conocimiento místico según el conjunto de los santos -y no exclusivo de los místicos renanos y renacentistas españoles-, seguidos por Dag Hammarksjold, sin embargo sus apreciaciones no resultan recomendables sino parcialmente, lo mismo que ocurriera con Pascal. Es la suya una mística de la renuncia y la exigencia, centrada en el sacrificio, que no ha comprendido la necesidad de la maternidad divina. Un mundo duro, espiritual y material, en el que la renuncia se hace a base de golpes trágicos. Quiere dar frutos y ayuda mucho a las gentes, incluso a gran escala, pero se empeña en subir la montaña por el lado más escarpado, en hacer el vía crucis sin seguir el modelo de vivencia del vía crucis característico de la Madre, que pasa desapercibida para quienes no consiguen mirar con la mirada de águila de San Juan, que ve a Cristo desde la mirada de la Madre.

No hay comentarios: