18.11.13

Entrevista al párroco de Dozulé

Parroco de Dozulé en la época de las apariciones, el Abate L'Horset era uno de los tantos buenos y modestos Sacerdotes de la base de entonces, porque la mayor parte de las parroquias en ese tiempo tenían un cura. Asumía las onerosas y múltiples incumbencias de los curas: la gestión, la administración, las finanzas, el catecismo, la predicación, la liturgia, grupos diversos, etc. Cuando Madeleine Aumont, una de sus parroquianas y catequista, le habló de las apariciones, él comenzó a seguirla paso a paso, verificando, discutiendo cada mínimo detalle, discerniendo y obligando a ella misma a discernir, todo esto de modo admirable. Cuando el diabolos de turno comenzó la obra de división que continúa hasta hoyen Dozulé, su Obispo decide la transferencia. El aceptó obediente y discreto y solo hoy, a la edad de mas de 80 años, y no sin el tácito permiso de su Obispo, publica un libro, a fin de que la crónica de esa aventura espiritual tan discutida sea aclarada con la seriedad que se impone en estos casos. El libro ha sido publicado en Italia. Ha aceptado conceder una entrevista a un periódico de la Normandía: el Pays d'Auge.

Usted publica un libro sobre Dozulé. ¿ Cual es su objetivo, su hilo conductor ?
Dar mi testimonio, cuanto mas objetivamente sea posible, sobre las apariciones que han tenido lugar en Dozulé desde 1972 al 1982.

¿ Es tambien aquel de testimoniar o intervenir en el fenómeno que se ha desarrollado alrededor de las Apariciones, aún de rectificarlo ?
Mi objetivo es, sea ya de llevar mi testimonio, sea de intervenir en mérito a los acontecimientos que se han originado en los hechos de Dozulé.

¿ Quien, o cual hecho, cual elemento lo han empujado a decidir de tomar en mano la pluma ?
Precisamente los acontecimientos que se han creado alrededor de Dozulé y que no tiene nada que ver con el Mensaje en sí mismo.

¿ El Obispo de la diocesis, a la cual presumo usted haya pedido una autorizacion antes de escribir su libro, como ha recibido su proyecto?
No respondo. Quienquiera tiene el derecho de llevar el propio testimonio sobre los eventos sobrenaturales a los cuales ha asistido.

El libro devendrá un punto de referencia, será elogiado. Es el único del cual estamos en conocimiento y el primero a ser escrito por un testigo tan directo y constante. ¿Un documento que devendrá parte del dossier?
Es propiamente por tal motivo que me he decidido a hablar.

¿ Por que no lo ha escrito desde el inicio ?
Porque en ese tiempo el Obispo juzgó mas prudente que yo me alejase de Dozulé y pienso que, en el espiritu de obediencia, era mejor mantener la reserva sobre Dozulé y esperar un momento mas conforme para discutirlo.

¿ Le han sido impuestos impedimentos ?
No me ha sido impuesto nada.

¿ Por que ahora ?
Por diversas razones :
a) Ante todo para hacer luz sobre el evento propiamente en cuanto, habiendo sido el primer testigo, me encuentro en la posición de poder hablar.
b) Para disipar la confusión que se ha creado a causa de inadmisibles intrusiones.
c) Porque ahora dispongo de mas tiempo para escribir mi testimonio.
d) Porque tengo la sensación que sea mi deber dar mi testimonio y que me sentiría culpable si no lo hiciese.

¿ Ha sido difícil escribir ?
Facil, porque he conservado todos los documentos.Traigo una contribución personal en la interpretación de los hechos que pongo al juicio de la Iglesia.

¿ Cuanto tiempo le ha llevado ?
Un poco de tiempo, el necesario para escribir sea el resumen objetivo de los eventos, que mi personal interpretación de aquellos eventos.

¿ Cual fue su reacción cuando Madeleine viene la primera vez a confiarle su experiencia ?
Quedé un tanto sorprendido. Pero, conociendo a Madeleine Aumont y su lealtad y tambien uniendo la Eucaristía y la Cruz Gloriosa, no he sido sorprendido demasiado. Solo he pedido las explicaciones sobre esas Apariciones que llegaban inesperadas. Pero despues he pensado que los dos años precedentes, del 1970 al 1972, habian sido de preparación para una misión que el Señor debia fiarle.

¿ Le ha creído enseguida ?
Conociendo a Madeleine, me he fiado de ella y, sobre la base del relato que me ha hecho con gran sinceridad, le he creído. Tanto mas que, no conociendo el latín, no habria sido en grado de poner en relación ella sola las palabras: "Ecce Crucem Domini" y la Visión de la Cruz.

Usted estuvo presente durante muchas Apariciones. ¿ Usted personalmente a sentido o visto algo ?
Solo Madeleine Aumont ha visto y sentido. Nosotros hemos visto a Madeleine en estado de éxtasis y sentido de su boca las palabras que el Señor le dictaba.

¿ Para usted no hay dudas sobre la autenticidad de aquellas apariciones ?
Aún dejando a la Iglesia la tarea de discernir sobre este hecho, personalmente creo que el conjunto del Mensaje sea auténtico. Por otro lado, dudo de la autenticidad sobrenatural de muchas apariciones que constituyen un paréntesis en el interior de ese Mensaje y que me parecen instrucciones diabólicas, destinadas a descreditarlo.

¿ Es posible concebir o imaginar que hayan sido manipulaciones o un fenómeno distinto a la intervención divina?
A mi parecer, no existe ninguna manipulación atribuíble a una intervención no sobrenatural.
Por otra parte, Madeleine Aumont siempre ha sido reputada una persona dotada de raras cualidades de equilibrio y de sabiduria.

¿ Que cosa responde a aquellos que piensan o dicen que usted es o podría haber sido el inspirador de esas Apariciones ?
Si fuese el inspirador de esas apariciones daría prueba de una genial creatividad y me haría culpable de una monstruosa impostura. Quien me conoce sabe bien que no es verdad

¿ Como se han sucedido los hechos en aquel período ?
Las primeras seis apariciones de la Cruz Gloriosa ven a Madeleine Aumont como única testigo.
La séptima, fuera de su casa, ha tenido lugar a la salida de la iglesia. Yo estaba a su lado, y soy testigo de su extasis y de las palabras que ha repetido, dictadas por Cristo, que le aparecía entonces por primera vez. Seguidamente, durante las Apariciones en la Capilla, sucederá la misma cosa.

¿ Tiene un recuerdo que resalta sobre los otros ?
El recuerdo dominante es el primer éxtasis al que he asistido y las palabras en latín que en esa ocasión ella pronunció netamente, sin vacilación y en modo impecable.

¿ Que cosa ha sentido cuando ha debido dejar la parroquia de Dozulé, en la cual habia ejercido por 11 años, desde agosto de 1966 hasta agosto de 1977 ?
He sentido desilución cuando el vicario general ha venido a anunciarme mi próxima transferencia, y confianza en la certeza que aquella intervención sobrenatural un dia habria sido reconocida.

Su recorrido lo ha llevado luego a Pont-Farcy, donde ha estado por 17 años, hasta octubre - noviembre de 1994. Su 80º cumpleaños estaba próximo cuando se ha jubilado, mientras otros Sacerdotes lo hacen a los 75 años. Esto constituye ya un bello ejemplo.
¿ Usted no quiere dejar a sus parroquianos?
Yo me he sentido cercano a mis parroquianos. Los he dejado con dolor, mas el cansancio me aconsejaba de ir a la pensión. De otro modo, me habria quedado con ellos, hasta el fin.

¿ En Pont-Farcy le han preguntado de Dozulé ?
En Pont-Farcy no hablaba de Dozulé. En su mayoria, los parroquianos lo han sabido solo cuando FR3 (television francesa) ha difundido la ordenanza con la cual Monseñor Badré prohibia de considerar la Colina alta (Haute Butte)como lugar de peregrinación.

¿ Y en Bretaña, donde usted se ha retirado ?
Ahora los hechos de Dozulé son conocidos, tambien en Bretaña y yo no hago misterio de esto.

¿ Le escriben desde Francia o del exterior para hacerle preguntas a propósito de Dozulé ?
Ciertamente, de toda Francia y luego tambien de otros Países, de Suiza, de Bélgica, de Inglaterra, de América.

¿ Se siente triste de no haber escrito su testimonio antes ?
Un filosofo cristiano me ha asegurado que cuanto mas un evento de este tipo tarda en ser conocido, sus frutos serán mas importantes. Me he convencido tambien yo y espero con confianza la hora de la Providencia.

Hoy, al fin, lo ha hecho.¿Esto es motivo de alivio o de temor ?
Es un alivio, porque tengo la certeza de haber cumplido mi deber.

La Iglesia no ha reconocido las Apariciones. Según usted, ¿ por que ?
Porque se ha creado una confusión entre las apariciones auténticas y aquellas falsas y porque, por consecuencia, ha devenido difícil para la comisión de investigación obrar el debido discernimiento.

¿ Puede todavia hacerlo ?
Puede hacerlo siempre y, personalmente, me auguro que la investigación sea reabierta, tambien porque durante la primera indagación no han sido escuchados todos los testigos.

¿ Que cosa lo detiene en este recorrido ?
Es la Iglesia en deber juzgar.

¿ Que sería necesario a fin de que el mensaje fuera reconocido ?
Habria que preguntarlo a la Iglesia, que es la que tiene la iniciativa en este terreno.Yo pienso que sería útil nombrar otra comisión. La Iglesia en definitiva es la única en poder juzgar y en ser apta para pronunciarse, ya que tiene la gracia dogmática.

En Dozulé los fieles se reunen cada año el 28 de marzo. ¿ Tales reuniones son justas o nocivas ?
Según mi modesto parecer, se tiene siempre el derecho de llegarse en oración a la Colina Alta, que sea el 28 de marzo o en otro día. Lo que está prohibido es que tales reuniones asuman el caracter de peregrinaciones oficiales, sin el reconocimiento por parte de la Iglesia, en este caso del Obispo del lugar.

¿ Son nocivas ?
En la medida en la cual representan encuentros finalizados a la oración no creo, con las reservas que he señalado antes. Dañan en la medida en la cual se pronuncian discursos sin tener la autoridad y a veces contrarios a la jerarquía, como ha sucedido en alguna rara ocasión.

¿ La elevación de la Cruz de 738 metros: es pensable?
Ingenieros altamente calificados piensan que, sobre el plano técnico, una cruz de este tipo no traiga problemas insolucionables. Personalmente pienso que, mas que la realización material, sea importante el carácter simbólico de esa Cruz.

Si le dicen: "Creo en Dozulé, que debo hacer?", o bien si le dicen: "No creo, no es posible",
¿ usted que responde?
No se puede impedir a una persona de creer en una aparición que a su parecer es sobrenatural, como, al opuesto, un cristiano está obligado a creer solo en la Revelación propiamente dicha, que se ha concluído con la muerte del último de los Apóstoles. Por otro lado, cada cristiano debe someterse al Magisterio de la Iglesia, que es la única habilitada para enseñar todo lo que concierne a la fe y las costumbres. Personalmente, me siento hijo de la Iglesia y me remito totalmente a su juicio. Pero, aún sabiendo como ella, en la certeza de la fé, que no necesita confundir la revelación con la " R " mayúscula con la revelación privada, sé tambien, siempre como ella, que el Espiritu Santo, está siempre presente en la Iglesia y que " El " puede, según las épocas y las circunstancias, y sobretodo en los períodos de crisis, subrayar un punto de la Fe que " El " juzga oportuno y necesario hacerse re-escuchar.


Entrevista realizada por G. Carval por Chrétiens Magazine n° 98
Traduzione: Raffaella Grasselli « El Signo de lo Sobrenatural » mes de Mayo de 1997

No hay comentarios: