10.7.15

Baba Vanga, oráculo en la Bulgaria socialista

El objetivo de nuestros posts es en la medida de lo posible valorar manifestaciones místicas. Ahora nos referimos a Baba Vanga, una mística de territorio búlgaro, que vivió durante casi todo el siglo XX muriendo en 1996. La razón de que nos fijemos en ella es por la difusión de supuestas profecías suyas y si han de tenerse en cuenta.
Hay que decir que no es una vidente como las de las apariciones católicas, ante todo porque su mundo espiritual estaba regido por el clero ortodoxo, que es todavía mucho más duro que el católico con los videntes; para ellos una vidente viene del diablo y no hay más que hablar, máxime si hace adivinación a solicitud particular. Pero lo que llama poderosamente la atención es que Vanga fuera convertida en una vedette de la vida intelectual y política de su país, un oráculo al que incluso los magnates comunistas extranjeros acudían. Fue puesta al servicio del estado con una cobertura pseudocientífica y se equipó un lugar residencial por todo lo alto, muy dotado para sus sesiones de adivinación. En el régimen comunista era como una válvula permitida más allá de la ideología pseudocientífica.
Antes de lo anterior su fama se había construido por la consulta de la gente sobre sus muertos, en una época de extrema mortandad militar, y de muchos desaparecidos, sobre los que sus parientes querían saber si estaban vivos o muertos. Baba les decía una verdad: que estaban vivos, una verdad espiritual claro está, pero que les brindaba una esperanza de que se tratara de una vida en este mundo.
El interés del estado se podía explicar por razones políticas, una vidente controlada permite difundir creencias sobre la población, usar la mística como máscara propagandística y desacreditar la común imagen de represión de lo sobrenatural típica en el comunismo. Pero ese mismo control ya nos está diciendo que muchas supuestas profecías pueden con toda seguridad haber sido fabricadas, aun cuando haya cosas que hubieran podido ser ciertas, quizá la predicción de la muerte de Stalin.
Cotejando los listados de profecías atribuidas en medios de internet a Baba Vanga sobre el futuro, con lo que dicen las profecías católicas, muestra una discordancia de fondo -aunque puede haber episodios proféticos ciertos-. Ante todo no habla de la gran transformación tras la purificación del mundo y de una nueva era de paz y verdad, todos los episodios a los que alude están en un futuro de cientos de años sin colapso ninguno previo y son episodios de fácil "creatividad" y añadibles a voluntad por los modernos buscadores de innovaciones proféticas.
Las profecías deben ser cotejadas entre sí, si una de ellas no muestra coherencia con las demás, no debe ser aceptada. Ponemos esto para ayudar a que no se pierda el tiempo y a dar criterios.

 Todos los artículos del blog
Editar | Ver | Compartir | Eliminar

No hay comentarios: