2.7.15

Papa Bergoglio, Ella es mi madre y Medjugorge

Se ha levantado confusión acerca de si el Papa siendo cardenal de Buenos Aires había prohibido la presencia del vidente de Mudjugorge Ivan en la diócesis. Ivan ha dicho que nunca hubiera ido a Buenos Aires a dar su testimonio y oración a la Virgen si el entonces arzobispo Bergoglio se lo hubiera prohibido.
Consultadas diversidad de fuentes creemos poder concluir que:
Ivan no fue autorizado a usar la catedral (que sí se utiliza para actos con otras religiones) pero sí que recibió aprobación para hacerlo en un estadio, Luna Park, usado en una anterior visita papal, aunque no es de jurisdicción de la iglesia. Pero de todos modos el estadio tenía una capacidad que la catedral no tenía (9.600 personas).
En un libro de entrevistas reciente con el Papa de un responsable del movimiento Schoendstatt, Alexander Awi, el Papa dice literalmente lo siguiente:

Ellos (los de Medjugorge que habían difundido la aprobación del entonces cardenal a la visita de Ivan) sabían que cuando estaba todavía en el Cónclave (que lo elegiría Papa) prohibí el encuentro.

Añade porqué prohibió aquel encuentro, no por cuestiones de autenticidad sino porque:

"Uno de los videntes hablaría y daría algunas enseñanzas y luego a las cuatro y media Nuestra Señora se aparecería. Es decir, ¡que él dirige la agenda de Nuestra Señora! Por eso les dije, no, no quiero ese tipo de cosas aquí. Dije no. No en la Iglesia".

Debemos apreciar que en Medjugorge Dios hace milagros, ¿verdad? Es decir que aún en medio de las locuras humanas Dios continúa realizando milagros ¿no es así?

La conversación de Awi con el Papa siguió por otros derroteros, pero poco después mientras andaban por el Palacio apostólico, el Papa volvía sobre la cuestión de este modo:


"Para ser claros sobre el tema de las apariciones. Veamos el punto de las locuciones. Van de un extremo a otro. Algunas veces la frase casi implica una visión y otras veces puede ser simple inspiración. Por ejemplo, esa gente que siente que Nuestra Señora les dirá algo como si tuvieran un apuntador durante la oración y entonces dicen: Nuestra Señora me dice esto... Desde luego se expresan de un modo que parece como si Ella se les hubiera aparecido... Pero de ahí a que los videntes sean protagonistas y organicen apariciones planificadas... eso es un pecado que puede acompañar una gran gracia".

Es claro entonces que el Papa no niega la posibilidad de las apariciones, sino niega crédito a que se "desplacen" dentro de un viaje y programa planificados.
De todos modos, la objeción horaria no es sustancial, pues se podría hacer lo mismo con la hora de las misas, que son comunes en su frecuencia, pero en las que tiene lugar a la hora que digan los humanos, el milagro, el gran milagro de la transubstanciación.
De modo general puede haber un problema con los "modos", vemos en experiencias de místicos de fama que la Virgen puede por un tiempo dejarse forzar por los humanos, como hacen las madres de la tierra, adaptarse a las exigencias y modos de pensar de sus hijos, de modo que la aparición puede llegar a ser  verdadera, pero dentro de un modo humano. Pero eso al final se vuelve de un modo u otro contra Ella. En el caso de Medjugorge que nos ocupa, los modos humanos con la mejor intención de promover la causa de la Virgen, puede llegar a ser utilizado contra la misma Virgen, en realidad ya lo está siendo.
Como ejemplo de contradicción, la renovación carismática ocupa muchísimo en Medjugorge, ya era la espiritulidad que querían imponer los franciscanos de antes de las apariciones, y vino la Virgen con "su" espiritualidad, que ha de estar por encima de toda espiritualidad.
Es de gran ayuda para discernir esta grave cuestión que implica a toda la Iglesia y desde ella al mundo, lo reproducido en otro blog hace unos años, en 2006, sobre una enseñanza de la Virgen acerca de las obras santas, las buenas y las malas:


Obras santas, obras buenas y obras malas

"No olviden que hay obras santas y obras buenas. Ademas las hay malas. Las obras santas consultan el plan, el estilo y la voluntad de Dios, viven su lenguaje y lo encarnan. Su fruto es la eficacia. Estas obras como todo lo de Dios no pasa. Las obras buenas no contradicen el lenguaje de Dios, pero no consultan y no obedecen el plan, estilo y voluntad de Dios. Parten de la exclusiva decisión del hombre sin considerar a Dios. Su resultado es perecedero como todo lo del hombre (...) cuando la obra buena contradice la obra santa, degenera en obra mala y en consecuencia llega a ser satánica (...) para que entiendan la diferencia entre las obras santas y las buenas, lean los pasajes de un mismo evangelio, (episodio de la proclamación de Jesús por Pedr, Mt 16, 13-20) el mismo sujeto de dos acciones diferentes era y es de los buenos, pero observen los resultados, en el primer pasaje fue guiado por el Espíritu de Dios  y en el segundo es guiado por su propia razón, sin consultar a Dios (Cuando Pedro dice a Jesús que no vaya a Jerusalén para que no sufra daño).
Quiero que sus obra sean santas y perfectas, en su más alto grado de santidad y perfección. No quiero obras que los hagan ser sabios y hábiles al modo de los hombres. Quiero obras que hagan ver a Dios como Quien es, aunque a ustedes los coloquen a los ojos de los hombres como fracasados, torpes e insensatos".







No hay comentarios: