27.11.16

Los pronósticos de Antonio Yagüe llamados hipótesis proféticas

 Antonio Yagüe es un exnumerario del Opus Dei, geólogo de titulación y dedicado aparicionista cuya web lleva el nombre de garabandal.org. Viene extendiendo un método de interpretación profética que combina Escritura sagrada, profecías de apariciones marianas y posición de constelaciones con valor simbólico. Pero al utilizar todo esto a la vez llega a conclusiones sobre fechas de calendario material, que son fruto de una interpretación suya sobre el conjunto de la combinación Escritura, revelaciones marianas de apocalipsis y constelaciones.
La impresión inmediata de sus razonamientos es de alambicamiento, pero al estar entremezcladas materias santas, produce la impresión de que quizá sean ciertas sus predicciones. La última de ellas contaba incluso con el aval de fotografías que día a día mostrarían al astro del Aviso esperado, en una serie publicada por un fotoastrónomo amateur, Carlos Calzada, el cual a su vez daba por probada la trayectoria del astro y cómo primero produciría el 13 de noviembre un eclipse y luego un vuelco en la tierra.
Nuestra opinión es que Yagüe utiliza material verdadero, incluidos sueños proféticos y mensajes de apariciones de crédito, sobre todo de Garabandal, pero que los fuerza para que den fechas; esto es un abuso del texto y de los anuncios. No es sólo un problema de que las fechas sólo Dios las conozca, lo que Dios mismo podría revelar, como ha hecho con algunos santos dándoles la fecha de su muerte. La gran cuestión es que la profecía debe ser interpretada por quien tiene don carismático para ello. Y Antonio Yagüe no lo tiene. Y no vale referirse a hipótesis proféticas, mejor sería decir pronósticos, pero en todo caso, se utiliza un juego de razón técnica, casi como si fuera un algoritmo, para amoldar profecías, que tienen un orden sapiencial en Escrituras y videntes, a un orden que no está regido por un verdadero espíritu de profecía. Todo apunta a que la formación técnica de Yagüe se le ha querido imponer al orden profético, se ve hasta en el lenguaje usado, "hipótesis", "astronomía", "orden de magnitud", etc. y también la influencia de la escatología moderna protestante, que quiere siempre concretar y materializar al modo humano. Esto es así, incuso aunque se reivindique poner foco espiritual.
Lo que resulta de todo ello es desprestigio de las cosas del Cielo, y de las manifestaciones de la Virgen. Hoy día para desprestigiar más aún a las apariciones por sus adversarios (generalmente internos de la Iglesia) es decir: fíjense en lo que dijo el principal vocero de ese mundo, Yagüe (principal no por designación celestial, sino por un marketing humano) y otros similares como López Padilla y Villasana, y cómo no se ha cumplido. Entonces quien paga las consecuencias es la credibilidad de la Virgen.

A continuación ponemos texto que resume la serie de pronósticos sin cumplimiento en las fechas hechos por Yagüe

Listado de pronósticos de Antonio Yagüe por Antonio Peña, en Infocatólica

Una modalidad de estudio profético es la denominada Astronomía Sagrada. Inventada por el Sr. Antonio Yagüe, plantea una sugerente y fascinante idea: si los Reyes Magos, investigando las escrituras y escudriñando los cielos, pudieron deducir que el Salvador había nacido, lo mismo se podría hacer para la segunda venida de Cristo; dado que el cielo proclama Gloria de Dios, el plan Divino sobre el ser humano y transmite la Noticia (Salmo 19).
Eñl sr. Yagüe dio como fecha del comienzo de la gran crisis bélica mundial (que lleva a la guerra de Gog y Magog) el 23 de julio de 2016 (según profecía de Peñablanca). Para esta fecha el estado de Israel e Irán deberían haberse liado a lanzarse cohetes nucleares, afirmando que estallarían hasta 6 bombas atómicas. Obvio es que ese día y en posteriores no ha pasado nada. En contacto con él, el mismo día 23 de julio, le di la oportunidad de retractarse, intenté razonar con él sobre este disparate y le propuse que replantease algunos aspectos de su hipótesis profética dado que, llevada a la práctica, fallaba en algunos datos fundamentales como éste. Pero este autor, impertérrito, no quiso ni oír hablar de fallos y errores en su hipótesis (actitud bien poco científica).
La segunda fecha importante en su hipótesis era el 24 de agosto de 2016. Según Yagüe, ese día el príncipe de Gog, desde el país de Magog (supuestamente Rusia) debería iniciar un ataque contra Israel (supuestamente el verdadero Israel, los cristianos de Europa Occidental). Esto es, el 24 de agosto de 2016 Rusia y China más una alianza musulmana deberían atacar por sorpresa Europa occidental. Indudablemente no ha pasó nada de esto y se lo hice ver, y volví a proponerle que replantease su estudio y conclusiones en todo o en parte. Nuevamente no quiso ni oír hablar que él, uno de los escogidos por Dios para desvelar al mundo el código salvífico de las estrellas (se me entienda la ironía), errase en sus profecías.
La próxima debacle que se avecina en todo el montaje profético del Sr. Yagüe es el 13 de noviembre de 2016, día que –afirma- es el del Aviso, del cual la Virgen María habla en Garabandal y Medjugorge. No lo duden ustedes, nuevamente será todo un fiasco.(Aquí sí se cumplió el pronóstico, no que sea falso el Aviso, sino la fecha adelantada).

Artículo completo: Ultimos tiempos

Si Dios quiere que la profecía sea desvelamiento parcial, dada nuestra materialidad, debe quedar así, y si ha dicho que sólo una semana antes se desvelará el acontecimiento del Gran Milagro, todo lo que salga de ahí, los pronósticos, es querer saber más de la cuenta, intentar conocer la providencia divina fuera de la vía revelatoria sí es un mal sistema que conduce al error. Ya lo tiene dicho Jesús, en este mismo evangelio del día de hoy: "A la hora que menos espereis viene el Hijo del Hombre. No sabéis qué día viene vuestro Señor".
no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

Fuente: https://www.vercalendario.info/es/evento/liturgia-catolica-27-noviembre-2016.html
estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

Fuente: https://www.vercalendario.info/es/evento/liturgia-catolica-27-noviembre-2016.html

No hay comentarios: