15.2.17

No se puede entender Fátima sin los mensajes a Lucía en Pontevedra


 La Virgen completó su luz de Fátima durante la estancia de sor Lucía en Tuy, Pontevedra, España. De aquellos mensajes trascendieron algunos, difundidos en hojas volanderas, como es la visión de Cristo en la cruz y la Santísima Trinidad, o la promesa de los 5 primeros sábados, pero no así su conjunto. Permiten comprender la gravedad de la cuestión de la consagración a Rusia no realizada y los frutos amargos de la desobediencia de la iglesia de representantes; esos frutos ya han tenido lugar y tendrán lugar en formas nuevas. 
El respeto y prudencia humana sin duda fue causa de que no se hiciera la congregación general de obispos del mundo, que sí se haría paradójicamente fuera del horizonte de Fátima. Sólo alcanzaron a reunirse los obispos de Portugal para consagrar no Rusia sino su propio país al Corazón Inmaculado de María, lo que sin embargo sirvió para inaugurar una nueva era de paz en Portugal, que sería ejemplo de lo que se hubiera podido tener en el resto del mundo; esto fue en 1931, y poco después empezaría la guerra de España y en 1940 la terrible embestida contra Rusia que fue el país con más millones de muertos en la gran contienda.
No lo queremos ver en nuestro occidente, enredados mediáticamente en pequeñeces de política interna, pero las webs de origen ruso hablan bien a las claras de la omnipresencia bélica en sus contenidos, por tanto -y es lógico además en cuanto no cumplida la voluntad divina sobre la consagración- no se ha cancelado esa amenaza bélica. Pero es que además, "Rusia" no significa sólo amenaza militar, sino la ideología del hombre elevado a categoría divina, que es lo mismo que se proclama en nuestra iglesia del último siglo y ahora con mucho mayor ímpetu. Y significativamente en los años 40, cuando se pide la convención mariana de los obispos españoles tampoco realizada, surgirá la generación que sería formada masivamente  en colegios religiosos y que haría la gran apostasía, que ha desembocado en la situación actual.
Pero vayamos a los mensajes que continúan Fátima, que encierran un camino de Vivencia Divina que hemos de seguir en este kairós de postrimerías.

10 de Diciembre 1925 (Pontevedra)

Aparición de la Sma. Virgen con el Niño Jesús.
El  Niño  Jesús  dice  a  Sor  Lucía:
-Derrama  piedad  el corazón de tu Santa Madre circundado de espinas que los hombres ingratos lastiman a cada momento.
La Sma. Virgen apoyando la mano sobre la espalda de   Sor   Lucía,  agrega:  
-Ve,  hija  mía,  mi  Corazón   atravesado  de  espinas  a  causa  de  los  pecados  de  los  hombres. Tú trata de consolarme, y haz saber que todos aquellos que por cinco veces seguidas el primer Sábado del  mes se  confesaren,  hicieren  la  Santa  Comunión,  rezaren el Santo Rosario y meditaren durante 15 minutos los Misterios del Santo Rosario en espíritu de reparación,  tienen  mi  promesa,  yo  los  asistiré  el  ultimo  día  con  toda  la  Gracia  necesaria  para  la  salvación  de  sus Almas.

Diciembre 1925 (Pontevedra)
Primera  aparición  del  Niño  Jesús,  que  en este momento  no  hace revelaciones a Lucía.

15 de Febrero 1926 (Pontevedra).

Segunda  aparición.  Dice  el  Niño  Jesús: 
-¿Habéis revelado al Mundo aquello que la Madre del Cielo te ha mandado?
Sor  Lucía  responde: 
-Oh,  mi  Jesús.  Tu  sabes  bien  que  mi  confesor  me  ha  dicho  que  la  Madre  Superiora por  sí  misma  no  podría  nunca  hacer  conocer  al  Mundo  la  devoción  del  primer  Sábado  del  mes  en  honor  del  Corazón Inmaculado de la Sma. Virgen.
Responde el Niño Jesús:
-Es verdad que la Madre Superiora  por    misma  no  podrá,  pero  con  mi  gracia  podrá  todo.
Y a otra pregunta de Sor Lucía acerca de la devoción  de  los  primeros  sábados  de  mes,  responde:
-Los  fieles  pueden  confesarse  cualquier  otro  día  que  preceda al primer sábado del mes.

17 de Diciembre 1927 (Tuy)
Nuestro  Señor  en  mandato  a  Sor  Lucía,  le  ordena  poner  por  escrito  todo  aquello  que  la  Santísima  Virgen  le  ha  revelado, exceptuando el tercer secreto.

13 de Junio 1929 (Tuy) Teofanía  Trinitaria. 
Aparición  de  Nuestro  Señor  Jesucristo  clavado  sobre  una  enorme Cruz  toda  de  Luz.  Encima de Él Dios Padre. Sobre su pecho a la altura del Corazón,  el Espíritu  Santo  bajo  la  forma  de  una  paloma de Luz.
Bajo el brazo derecho de la Cruz, suspendido en el aire,  un  Cáliz  y  una  gran  Hostia,  sobre  la  cual  caen  algunas  gotas  de  sangre  que  cuelgan  de  la  cara  y  de  la  herida del costado de Nuestro Señor Jesucristo, la Sangre se recoge en el Cáliz que está debajo.
Más   abajo   la   Sma.   Virgen   con   el   Corazón   Inmaculado coronado de espinas en la mano izquierda, y el Rosario en la mano derecha.
Bajo   el   brazo   izquierdo   de   la   Cruz   una   gran   escritura: "Gracia y Misericordia".
Sor  Lucía  recibe  algunas  revelaciones  sobre  el  Misterio  de la  Santísima  Trinidad,revelaciones    personales que no está permitido a nadie conocer.
La  Sma.  Virgen  dice:
-Ha llegado  el  momento  en  que  Dios  pide  al  Sumo  Pontífice  hacer,  en  unión  con  todos  los  Obispos  del  Mundo,  la  consagración  de  Rusia  a mi Corazón Inmaculado.
Prometiendo por este medio salvar a esa Nación, y agrega:
-Son  así  numerosas  la  Almas  que  la  justicia  de  Dios condena por los pecados cometidos contra Mí, por lo que yo   vengo   a   pedir   reparación.   Sacrifícate   por   esta  Intención  y reza. 

Nuestro   Señor   posteriormente   en 1931 con   un   mensaje   íntimo  dice  a  Sor  Lucía:
 -Participa a Mis ministros que, en vista de que siguen el ejemplo del Rey de Francia, en la dilación de la ejecución de mi petición, también lo han de seguir en la aflicción. Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María.
En otro texto, Lucía escribió que Nuestro Señor se quejó a ella:
-No han querido atender Mi petición... Al igual que el Rey de Francia se arrepentirán, y la harán, pero ya será tarde. Rusia habrá ya esparcido sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones a la Iglesia. El Santo Padre tendrá que sufrir mucho!’

Inicio año 1930 (Tuy)
Nuestro   Señor   comunica   a   Sor   Lucía   que   los   dos   pedidos:  la  Consagración  de  Rusia  y  la  devoción  de  los  primeros   Sábados   de   mes   deben   ser   transmitidos   conjuntamente al Sumo Pontífice en Roma.

29 de Mayo 1930 (Tuy)

Mensaje  íntimo  con  Nuestro  Señor."  El  motivo  de  los  cinco  Sábados  de  mes  es  sencillo,  porque  son  cinco  especies  de  ofensas  y  bestialidades  contra  el  Corazón  Inmaculado de la Sma. Virgen."

1) La ofensa a la Inmaculada Concepción.
2) La ofensa a su Virginidad.
3) La  ofensa  contra  su  Divina  Maternidad,  negando  reconocerla también como Madre de los hombres.
4) La ofensa de los que buscan infundir en el Corazón de los  niños  la  indiferencia  y  el  odio  en  el  recuerdo  de  Nuestra Madre Inmaculada.
5) La  ofensa  de  aquellos  que  ofenden  directamente  a  su Santa Imagen.
Este  es  hijita,  el  motivo  por  el  cual  el  Corazón  Inmaculado  de  María  me  ha inspirado  para  pedir  este  pequeño acto de reparación.
La   práctica   de   esta   devoción   será   igualmente   aceptada  el  Domingo  sucesivo  al  primer  Sábado  del  mes, cuando mis Sacerdotes por motivo justo lo quieran permitir.

Con   respecto   a   Rusia   Nuestro   Señor   promete   poner  fin  a  la  persecución  si  el  Santo  Padre  hiciera,  y  ordenara  hacer  a  todos  los  Obispos  del  Mundo  un  acto 
solemne  y  publico  de  reparación  y  de  consagración  de  Rusia  a  los  Sagrados  Corazones  de  Jesús  y  de  María  y  contemporáneamente el Santo Padre prometa aprobar y recomendar  la  práctica  de  la  devoción  reparadora  al  Corazón Inmaculado de la Sma. Virgen.

Agosto 1931 (Rianjo)
Nuestro Señor le confía a Sor Lucía:
-Tú  me  das  mucho  consuelo  por  el  pedido  de  conversión  de  Rusia,  de  España  y  de  Portugal,  pedido  expresamente también por mi Santa Madre.
Haced saber además a mis Ministros que habiendo sido escogidos, de seguir el ejemplo del Rey de Francia retardando  la ejecución  de  cuanto  yo tengo   expresamente  pedido,  ellos  lo  seguirán  también  en la  desgracia   y   el   castigo.   Pero   será   muy  tarde para  recurrir a Jesús y a María”.

Mayo 1936 (Pontevedra)
Nuestro  Señor,  en  respuesta  a  una  clara  pregunta  de Sor Lucía:
-¿Por qué no quiere convertir a Rusia sin que   el   Papa   haga   la   consagración?
 Responde:
-Porque quiero que toda   mi   Iglesia   reconozca esta  consagración  como  un triunfo  del  Corazón  Inmaculado  de   María,   y   así   pueda   extenderse   en   el   mundo   la   devoción  a  mi  Divino  Corazón  en  unión  al  Corazón Inmaculado de María.
A  la  exclamación  de  Sor  Lucía: 
-Pero  el  Santo  Padre  no  me  creerá  nunca  sin  que  vos,  Señor,  lo  ilumineis con una especial inspiración.
 Responde :
-¡El  Santo  Padre!  Ruega  mucho  por  el  Santo  Padre.  El  hará  la  consagración  reclamada,  pero  será  demasiado tarde. Igualmente el Corazón Inmaculado de María salvará a Rusia que le ha estado confiada.

Marzo 1939 (Tuy)
Nuestro Señor dice a Sor Lucía:
-Pide, insiste  de nuevo, para que sea recomendada  la  devoción  de  los primeros Sábados  del  mes en honor al Corazón Inmaculado de María.
Se  aproxima  el  momento  en que  el  rigor  de  mi  justicia castigara el crimen de muchas Naciones.

22 de Octubre 1940 (Tuy)
Nuestro Señor confía a Sor Lucía:
-Ruega  por  el  Santo  Padre:  sacrifícate  para  que  su Corazón no sucumba a la amargura que lo oprime. La  persecución  continuara  en  aumento,  castigara  a las Naciones con la guerra y la escasez, la persecución contra   Mi   Iglesia   recaerá   particularmente   sobre   mi   Vicario en la Tierra. El  Santo  Padre  podrá  obtener  que  estos  días  de  tribulaciones  sean  acortados  si  quisiera  obedecer  mi  deseo de consagrarme al Corazón Inmaculado de María el Mundo entero con mención especial de Rusia.

28 de Noviembre 1940 (Tuy)

Nuestro Señor confía a Sor Lucía:
-Portugal en la mayor parte de sus habitantes no corresponden  ni  a  la  gracia  ni  al  Amor  del  Sagrado  Corazón de Jesús y de María.
Aún  más  grave  es  la  indiferencia  y  el  escaso  celo  religioso de la mayor parte del Clero, de los Sacerdotes y de las Religiosas. A  pesar  de  todo,  Nuestro  Señor  decidirá  salvar  a  Portugal:
-Si el Gobierno en unión con el Episcopado entero, ordenase  en  el  curso  de  los  próximos  días  de  Carnaval  una  jornada  de  publica  oración  y  penitencia,  atraerían  hacia  ellos  como  así  también  sobre  Europa  muchísima  Gracia y Paz.

12 de Junio 1941 (Tuy)
Nuestro  Señor  se  muestra  dolorido  por  la  indiferencia  religiosa  y  la  pereza  del  Clero  Español,  además  de  la  vida de pecado llevada por todo el pueblo de España.
Dice  a  Sor  Lucía: 
-Haced  saber  al  Arzobispo  de  Valladolid  que  deseo  vivamente  que  el  Episcopado  de España se reúna al menos una vez al año para definir de común  acuerdo  una  reafirmación  del  estado  religioso  y  de  la  piedad  cristiana  en  España  y  para  remediar  el relajamiento de las costumbres de los sacerdotes y de los religiosos.
El Señor necesita del ánimo y de Sacerdotes que lo sirvan  en  espíritu  de  sacrificio  por  el  bien  de  todas  las  Almas.

5 de Marzo 1942 (Tuy)
El  Señor  hace  sentir  más  intensamente  a  Sor  Lucía  su  impedimento  de  conceder  al  mundo  la  Paz,  a  causa  del  pecado  que  continua  provocando  su  Justicia  y  también  porque  no  han  obedecido  nunca  su  mandato,  de  manera  particular  con  respecto  a  la  consagración  de  Rusia  al  Corazón  Inmaculado  de  María,  aunque  El  había  movido  en ese sentido el corazón del Sumo Pontífice a cumplirlo.

Mayo 1943 (Tuy)
El Señor dice a Sor Lucía:
-Deseo ardientemente que se propague en el mundo el Culto y la devoción al Corazón Inmaculado  de  María.  Porque  este  Corazón  es  el  imán  que  atrae  todas  las  Almas  a Mí,  y  el  fuego  que  irradia  sobre  la  tierra  el  rayo  de  Mi  Luz  y  de  Mi  Amor,  es  la fuente  inagotable  que  hace  brotar  sobre  la  Tierra  el  agua viva de Mi Misericordia.

Año 1943 (Tuy)

Sor   Lucía   escribe:  
-El   Señor   ha   agradecido   la   consagración  del  Mundo  de  (Octubre  1942) al  Corazón  Inmaculado  de  María,  aunque  fue  incompleta  según  su  pedido;   promete   igualmente   poner   rápido   fin   a   la   guerra. La conversión de Rusia en cambio no ocurrirá por ahora.
Si  los  Obispos  de  España  tuvieran  en  cuenta  sus  deseos  e  iniciaran  una  profunda  conversión  de  todo  el  pueblo   y   del   Clero,   ¡bien!,   de   otro   modo   Rusia   permanecerá  aún  en  la  misma  situación,  por  lo  cual  Dios la castigará.

Una Nota de un jueves y un viernes de 1943 (Tuy).
El  sacrificio  que  Nuestro  Señor  exige  de  cada  uno  de  nosotros  es  simplemente  el  cumplimiento  del  propio  deber,  y  la  observación  de  sus  Leyes:  he  aquí  la  penitencia  que  el  Señor  ahora  pide  y  exige  de  cada  uno  de nosotros.

2 de Enero 1944 (enfermería de Tuy)
La  Sma.  Virgen  se  aparece  a  Sor  Lucía  y  la  invita  a  obedecer  la  orden  del  Obispo  de  Leiria  Mons.  da  Silva,  de  escribir  el  tercer  secreto  revelado  en  Fátima  el  13  de Julio 1917.

Mayo 1952 (Tuy)
La Sma. Virgen dice a Sor Lucía:
-Haced saber al Santo Padre que espero siempre la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado. Sin esta consagración, Rusia no se convertirá más ni el Mundo podrá ver la Paz.

No hay comentarios: